Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios,

¿ aceptas el uso que hacemos de las cookies.? Saber más

Acepto

COOKIES

Al aceptar esta política usted consiente el uso de las cookies utilizadas en este sitio web. 

Concepto de Cookie 
Una cookie es cualquier tipo de archivo o dispositivo que un sitio web descarga en el equipo terminal de un usuario (PC, Teléfono o cualquier otro dispositivo) con la finalidad de facilitar la navegación, almacenar, recuperar y/o actualizar datos. La cookies no daña su ordenador. 

Uso de las cookies en este sitio web 
Las cookies son una parte primordial y esencial del correcto funcionamiento de nuestro sitio web. Utilizamos cookies de:
- identificación
- para la navegación (suponiendo una mejora en la misma y una navegación más cómoda para el usuario)
- para análisis de la navegación (puramente estadísticas)
- para añadir productos al carrito y para comprar productos.

Este sitio web no usa las cookies para almacenar información personal, tampoco para dirigir publicidad nuestra. 

Quién usa las cookies de este sitio web? 
La información que se almacena en la cookies es usada exclusivamente por nosotros. A excepción de Google analytics, que es usada y gestionada por google y por nosotros con fines estadísticos. 
Es posible que al navegar por otras webs se publiciten anuncios de nuestros productos, la visualización de estos es gestionada a través de datos obtenidos mediante cookies a las que este sitio web tiene acceso. 

Desactivar cookies 
Usted puede desactivar las cookies. Sin embargo, si usted selecciona esta configuración tendrá dificultad para acceder a ciertas partes de nuestra página web, tener una navegación menos eficaz e incluso tener dificultad para realizar un pedido de forma correcta en este sitio web.

Puede bloquear, restringir, borrar o establecer las cookies que quiere que funcionen en este sitio web mediante la configuración del navegador:

 

ORTOFOTO

“En mi pueblo todo es tan maravilloso… que también todo está protegido…”

Así de elocuente se expresaba Javi Vazquez, el alcalde de Pórtugos. Un pequeño municipio rural, localizado en pleno corazón de la Alpujarra granadina (Andalucía, España). A 1.300 metros de altitud y mirando hacia el Mediterráneo.

La Alpujarra es una de las comarcas serranas más reconocidas internacionalmente y podría describírtela hablándote de su abrupta orografía, en la ladera sur de Sierra Nevada; de la delicadeza con la que sus gentes miman los recursos que les brinda la naturaleza; o de la inteligencia con la que han sabido vivir en un medio físico tan hostil. Prueba de ello son su ancestral sistema de acequias que alimentan los cultivos agrícolas que aterrazan a las montañas, o la arquitectura de sus pueblos escalonados, que sobresalen paisajísticamente por su inmaculado aspecto compacto.

Y es que Pórtugos es un magnífico exponente de todos los valores culturales y naturales que justificaron la declaración de los Parques Nacional y Natural de Sierra Nevada, o del B.I.C. Sitio Histórico de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá, el espacio cultural protegido más extenso de toda Europa.

Pero, aunque el pueblo es bello y su aire huele a miles de esencias naturales, sin embargo, la vida no es nada sencilla para los 389 habitantes de este pequeño municipio rural de alta montaña, ya que, como tantos otros, está inmerso un dramático proceso de envejecimiento y de despoblamiento rural.

“Cuanta menos población, más difícil es mantener los servicios actuales…”

Es verdad que desde hace años la actividad agraria tradicional se va complementando con los secaderos de jamones y con el turismo rural, que le permite contar con numerosos visitantes, especialmente durante los fines de semana. Pero el alcalde enseguida puntualiza:

“Aunque hay varios secaderos de jamones, sin embargo, muchos de los que allí trabajan vienen cada día y se vuelven a ir.  Y de la agricultura vive todo el mundo menos el agricultor…”

Y con respecto al turismo rural, se queja de que ni este ni otros pueblos cercanos lo tienen nada fácil para encontrar un razonable equilibrio entre normas de protección y también algo de flexibilidad, para poder hacer más sencilla la vida a los lugareños.

Porque llegados a este punto, debéis saber también que las gentes sabias de este minúsculo municipio de las montañas andaluzas saben perfectamente que no es posible trazar un futuro halagüeño sin apoyarse precisamente en sus grandes valores y atractivos naturales y culturales… y en la búsqueda de ese difícil equilibrio, a mí me maravilla el tesón y el afán con el que están impulsando un PGOU (Plan General de Ordenación Urbanística) que yo calificaría de modélico. Un instrumento para pensar el futuro con el que me encuentro plenamente identificado por su rigor y su valentía. Y también un instrumento de gestión que, una vez concluido, va a simplificarles todos los trámites y autorizaciones, que ya no pasarán por tantos organismos.

IMG 5800 1 e1504700032505IMG 5800 1 e1504700032505

Pero no solo eso, sino que están impulsando otras iniciativas preciosas. Y, por ejemplo, yo voy a destacar, para contaros, un precioso proyecto para mejorar el uso público de uno de sus grandes atractivos naturales y turísticos:  el paraje de Fuente Agria y el Chorreón:  una surgencia natural de agua ferruginosa y mineromedicinal que data de tiempos inmemoriales, ubicada a las afueras del pueblo. Un singular punto de encuentro para el ocio y las tradiciones.

Recientemente hemos podido concluir este proyecto, del que estamos muy orgullosos, a través del cual:

- se cataloga y protege este patrimonio natural y etnográfico.

- se resuelve la accesibilidad peatonal desde Pórtugos y se ordena el lugar.

- se mejoran los servicios y dotaciones para potenciar el turismo y las actividades de ocio-recreativas.

- y se pone en valor el paisaje y los valores ambientales de Fuente Agria y el Chorreón, y de su entorno.

Por eso quería contaros estas cosas… porque es necesario que se sepa el rigor y la sensatez con la que trabajan en muchos pueblitos, como en este caso Pórtugos, para dibujar un futuro mejor para sus gentes… aunque el viento no lo suelan tener a su favor.

Ya que, como poco, debemos felicitarles y estarles muy agradecidos por su ejemplo.

CROQUIS FUENTE AGRIACROQUIS FUENTE AGRIA

 ALM1042 2724 copia

Vista aérea Almegíjar

Hoy me toca acercaros a La Alpujarra, esa comarca maravillosa que se encuentra ubicada entre la sierra y el mar, entre la vega y el cielo. Al sur de Sierra Nevada, y a caballo entre las provincias de Granada y Almería, en Andalucía (España).

Pero en esta ocasión, me vais a permitir que me refiera concretamente a uno de sus municipios más desconocidos, Almegíjar. Ubicado en la margen derecha del río Guadalfeo, a 100 km. de Granada. Un lugar que, sin embargo, siendo bellísimo, vive ajeno a los ajetreos que trae el turismo en los pueblos más conocidos de esta comarca. Y es tan pequeño, además, que sus apenas 346 habitantes se distribuyen en dos pueblitos minúsculos: Almegíjar y Notáez.

SSS copia    DDD copia

Dice mi paisano Roberto Balboa, que Almegíjar es “tierra de lagartos”, al igual que me recuerda que en el Guadix de mi niñez vivió un médico que de ahí era: D. Francisco Ruiz Sáez, y también doña María Sáez, maestra en las Escuelas de Santa Ana, esposa de D. Antonio Martínez… mi profesor de Geografía… Eran todos gentes muy humanas, apreciadas y respetadas… sabias como los hombre y mujeres de La Alpujarra… Mirad, hace poco me contaba un amigo que al saludar a D. Antonio le confesó que en todos sus exámenes los alumnos copiaban, a lo que el sabio profesor le espetó que era muy consciente de ello, pero que lo admitía porque ”lo que un alumno aprende mientras copia, ya no lo olvida jamás…” ¡Jajajaj!

DSC03664

Pero me estoy diluyendo… así que volvamos al asunto que hoy nos trae: ¿Qué pueden hacer desde aquí, sus gentes, para hacer frente al, parecer, imparable decaimiento de las pequeñas poblaciones del interior a favor de las grandes ciudades próximas (Granada y Almería) y del litoral? En un proceso de abandono de la población y de las actividades que es mucho más virulento cuantos menos habitantes tiene el pueblo y cuanto mayor es su aislamiento territorial.

En un panorama desolador que se podría sintetizar en:

  • Pérdida de la población y envejecimiento de la misma.
  • Abandono de las labores agrícolas tradicionales, con la consiguiente pérdida de producción y suelos fértiles.
  • Deterioro e incluso pérdida del patrimonio edificado.
  • Dificultad para la prestación de los servicios públicos.
  • Escasos o inexistentes servicios privados.
  • Bajo nivel de renta de la población que permanece.

Pues yo os podría hablar de su alcalde, Paco Hidalgo, un hombre hecho a sí mismo, curtido por la lucha de cada día, y con las ideas muy claras. Que lleva intentando a través de una gestión minuciosa y valiente minorar el rigor del proceso de despoblamiento e situar a su municipio en una dinámica favorable que aproveche sus muchas ventajas territoriales: vivir en un entorno bello, puro, auténtico y lleno de sensaciones…

Porque, veamos, yo destacaría de Almegíjar:

  • su localización estratégica a medio camino entre los dos grandes atractivos turísticos de Granada y la costa,
  • su ubicación en el corazón del BIC del Sitio Histórico de La Alpujarra y La Tahá,
  • y la belleza de su arquitectura popular, de su paisaje y de sus tradiciones.

2 copia

Y os puedo decir que, a pesar de tratarse de un ayuntamiento apenas dotado de recursos, están luchando sin descanso para superar el absurdo entramado burocrático y legislativo que hace que la elaboración de su plan general de ordenación (PGOU) se convierta en una labor casi imposible… Y por eso estamos trabajando con Paco para ayudarles a rediseñar el futuro de su municipio a partir de los siguientes los objetivos inspiradores:

EEEE

  1. a) Nuevas oportunidades de empleo basadas en un turismo sostenible y una producción agrícola tradicional y rentable.
  2. b) Fomento de iniciativas empresariales capaces de frenar la actual decadencia demográfica.
  3. c) Corregir el desequilibrio actual de equipamientos.
  4. d) Conservación de los valores naturales, culturales y paisajísticos existentes.
  5. e) Y propiciar una gestión sostenible de sus singularidades para incrementar la oferta turística del municipio.

Imagen 083copia

Y por eso os invito a que visitéis este hermoso lugar, que recorráis la “Acequia de Almegíjar” que riega los bancales que circundan Almegíjar y Notáez. Que soñéis tiempos pasados en los enclaves históricos de “la Mezquita” o “los Baños de Panjuila”. Que recorráis sin prisa las “escarihuelas” que conectaban con otros pueblos cercanos. O las antiguas “Minas del Conjuro”…  

DSC03808

Y si tenéis la fortuna de estar por allí a fines de agosto o primeros de septiembre, poder degustar algo tan sublime como la fritailla que Paco, el alcalde, prepara todos los años para sus amigos y allegados…

¡Muy buenas gentes estas gentes de Almegijar!

Domingo, 03 Febrero 2019 08:48

ME GUSTARÍA QUE LA LEYERAS…

Me siento lleno de orgullo y de agradecimiento por esta entrevista tan entrañable que ayer sábado publicó la prensa... Esta realizada por Ignacio Henares, el director conservador del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada (Andalucía, España), y me gustaría que la leyeras...

En ella se realiza un paseo por los principales hitos de mi actividad profesional, a caballo entre Andalucía y Latinoamérica. Y también se explican los principios de “La Ciudad Comprometida”, que buscan la combinación de la defensa del urbanismo tradicional y la modernidad a través de los nuevos paradigmas internacionales para el desarrollo urbano.

  • "De esta tierra he aprendido casi todo lo que sé y he recibido mucho más de lo que yo le he podido entregar"

Y aunque lógicamente muchas de las preguntas tienen que ver con la protección del urbanismo vernáculo de los pueblos de La Alpujarra en Sierra Nevada, en realidad en el diálogo que mantengo con Ignacio Henares van aflorando muchas de las cuestiones que afectan a mundo rural en general (despoblamiento, abandono de las actividades tradicionales, deterioro del paisaje…)  y a los conflictos entre desarrollo y protección; entre ordenación del territorio y medio ambiente. En suma, a los criterios no siempre objetivos sobre la toma de decisiones públicas en general.

  • "Se necesitan instrumentos que protejan todos los matices de la arquitectura, del urbanismo y del paisaje rural"

En definitiva, un regalo, una caricia como a mí me gusta llamarlo, que he recibido con algo de pudor y con mucha, mucha alegría… Así que como os decía al principio: Me gustaría que la leyeras.

ENTREVISTA IH 1

ENTREVISTRA IH 2

https://www.granadahoy.com/sierra_nevada/Juan-Carlos-Garcia-Reyes-urbanismo-tradicional-paisaje-paisanajes-Sierra-Nevada_0_1324068224.html

Lunes, 06 Agosto 2018 07:51

HOY OS HABLARÉ DE MIS SUEÑOS

Son muchas las leyendas que acompañan a la festividad de la Virgen de Las Nieves, tejidas por la historia de los pueblos de Sierra Nevada y labradas por el fervor de sus gentes... Así que qué mejor que evocar a esta virgen serrana para explicar el sosiego, la calma o la paz que siempre sucede a las terribles tormentas y ventiscas... que tantas y tantas veces pudieron finalizar en terribles dramas... 

Pero para mí esta patrona de las nieves es especial ya que me evoca algo que sucedió hace ahora 32 años y que ya era hora que os lo contara. Veréis...

Allá por 1986 yo era un joven arquitecto que vivía (y trabajaba) en La Línea de La Concepcion, junto a Gibraltar, pero ansiaba encontrar la oportunidad para volver a mi tierra, de la que había salido para estudiar muchos años antes... y llegó a mis oídos que se iba a convocar un concurso de ideas para la regulación urbanística del Barranco del Poqueira, un hermoso valle que mira hacia el Sur, bajo la sombra de los grandes colosos: Mulhacén y Veleta...

Así que supe que era mi oportunidad y decidí tomarme una semana de vacaciones para empaparme de aquel lugar, de su cultura, de sus tradiciones, de su paisaje... Y ya desde el primer momento supe que aquellos pueblos: Capileira, Bubión y Pampaneira, con sus bancales agrícolas aterrazados, sus casas blancas y sus terraos de launa, su sencilla arquitectura tan llena de lógica y de armonía, o sus gentes francas y sabias, iban a meterse en mis entrañas para ya nunca salir...

Y allí conocí que aquella Virgen nívea, llamaba a sus gentes a subir en la madrugada de cada 5 de Agosto a la montaña más alta. Y por eso aquel día de aquel verano pude ver amanecer en la cumbre del Mulhacén y, seguramente también, desde lo más íntimo, le pedí a aquella señora que me ayudase a recorrer ese camino que entonces lo anhelé tanto y que durante aquellos pocos días en La Alpujarra lo vi tan claro... Sería más que nada urbanista y daría todo para que también todo empezara trabajando en aquel lugar. Y lo logré.

Las sensatas propuestas de mi equipo fueron las ganadoras y con ellas empecé una etapa que ya para siempre me vincularía con las buenas gentes de La Alpujarra. Una comarca que ha apostado desde entonces por construir su futuro a partir de la viveza y la franqueza de sus tradiciones, y a la que yo, con el respaldo de tantos y tantos desde entonces, les ayudé a escribir las primeras páginas de ese reto.

Muchos años después, aquellas buenas gentes me agradecieron todos aquellos años de lucha, de fe y de urbanismo pedagógico, dedicándome el Festival de Música Tradicional de La Alpujarra, algo que tampoco nunca olvidaré... 

Aunque creo que nunca les dije que quizás todo empezó, o al menos yo lo creo así, cuando un 5 de Agosto, en plena noche cerrada, inicié mi ascensión a la cumbre del Mulhacén, para honrar a aquella señora, blanca como las nieves, y para hablarle de mis sueños... 

F4D84CFD CB07 42E4 987B 66648BD5A407

 

Es sorprendente cómo nuestra sociedad también es capaz de lo mejor… y además, no debemos recorrer continentes, o atravesar océanos, para encontrar extraordinarias iniciativas que hacen que nos sintamos muy reconfortados. Os cuento:

En el seno de la Alpujarra, una comarca montañosa de Andalucía, donde solo existen pequeñísimos núcleos de población, ubicados en cada uno de los valles del Espacio Natural Protegido de Sierra Nevada, está enclavado Pórtugos. Un municipio en el que sus habitantes apenas rozan el millar, pero eso no ha sido impedimento alguno para que quieran ser pioneros en solidaridad y en compromiso. Mirad:

Han decidido instalar un sistema de balizamiento en los principales recorridos urbanos y del entorno natural, a fin de que las personas ciegas puedan desplazarse por los mismos con seguridad, y además en ciertos lugares de interés han previsto ubicar unos dispositivos para que todos ellos puedan recibir información sobre los mismos. “Se trata de un dispositivo autónomo, Bluetooth Low Energy (BLE), para lo que basta con tener un teléfono inteligente para obtener la información deseada, por lo que gracias a esta tecnología de accesibilidad universal cualquier punto recomendado puede presentar información de interés para ciudadanos y turistas.”

Por lo que este pequeño municipio se convierte así en “el primer municipio SMART VILLAGE de España, donde la tecnología y la accesibilidad se dan la mano para mejorar la vida de sus ciudadanos y visitantes”.

Se da además la circunstancia de que este humildísimo municipio, que también pertenece al “Sitio Histórico de la Alpujarra Media” está formulando, contra viento y marea, y sin más ayuda que su propio tesón y su limitadísima economía, el Plan de General de Ordenación Urbanística y de Protección de Pórtugos… y yo (junto con mi equipo, claro) tengo el gran honor de dirigirlo…

¡Felicidades Pórtugos!

Pórtugos 24

Publicado en La Ciudad Comprometida

Hoy os voy a hablar de otra manera de proteger los huertos urbanos como fue la derivada de la declaración como Bien de Interés Cultural en la categoría Sitio Histórico de La Alpujarra Media Granadina y La Tahá (Granada, España) cuya incoación la realizó la Junta de Andalucía hace ahora justamente 12 años.

portadaBIC Alpujarra Media

Con dicha declaración se hizo apremiante la necesidad de desarrollar las acciones encaminadas a una pronta protección correcta y efectiva de este ámbito territorial ya que afectó (ya fuese a los bienes individuales delimitados, sea a su Entorno Inmediato de Protección o sea a su Entorno Visual de Protección) a un total de 20 municipios: La Tahá, Pórtugos, Busquístar, Cástaras, Juviles, Lobras, Bérchules, Almegíjar, Capilerira, Bubión, Trevélez, Cádiar, Murtas, Torvizcón, Órgiva, Turón, Albondón, Polopos, Rubite y Sorvillán. 

 

En este caso, la Consejería de Cultura nos encomendó un trabajo poco usual pero muy adecuado a las características de este BIC (artículo 30.3 de la la Ley de Patrimonio de Patrimonio Histórico de Andalucía) que consistió en la elaboración de unas directrices para asegurar una correcta y eficaz protección del BIC en tanto cada uno de los municipios elaborase en el futuro su correspondiente planeamiento urbanístico.

En dicho sentido el DOCUMENTO DE CRITERIOS PARA LA PROTECCIÓN DEL BIC SITIO HISTÓRICO DE LA ALPUJARRA MEDIA GRANADINA Y LA TAHÁ lo elaboramos con toda celeridad a lo largo del año 2006 y desde entonces ha constituido una herramienta esencial para su protección y gestión.

Os recordaré que en  el ámbito protegido afecta en su conjunto al paisaje ecocultural de La Alpujarra Media, por lo que se incluyen:

- elementos arquitectónicos aislados;

- algunos núcleos de población sobresalientes por sus características y su estado de conservación;

- formas agrícolas de uso del suelo;

- sistemas de riego y elementos de arqueología industrial;

plano busquistarBIC Alpujarra Media 3

Así pues, estos CRITERIOS, aun cuando en absoluto pueden sustituir a los planes municipales (de los que por el momento solo los municipios del Barranco del Poqueira cuentan) sin embargo sí que han permitido desde entonces dar al menos una respuesta adecuada a los procesos territoriales que acontecen en su entorno comarcal:

- Procesos de transformación y “modernización” de las construcciones que conforman los núcleos de población, por lo que surge la necesidad de protección de los valores culturales, ambientales y paisajísticos de los núcleos urbanos tradicionales, ejemplos significativos del carácter singular de la arquitectura de la Alpujarra.

- Auge de la actividad turística rural, basado en los destacados valores naturales y paisajísticos de la zona, así como en las buenas condiciones climatológicas durante buena parte del año.

- Abandono de la agricultura tradicional, con los consiguientes procesos de degradación ambiental y paisajística de los espacios aterrazados, que suponen un ejemplo significativo de la antropización tradicional del medio rural.

Y para no extenderme demasiado en este artículo, sólo os diré que obviamente entre las directrices específicas que aquel innovador documento de 2006 estableció se incluyeron medidas específicas tendentes a evitar la progresiva desaparición de los huertos urbanos existentes en el corazón de los núcleos de población o en sus espacios aledaños, por lo que hoy todos aquellos espacios siguen cumpliendo con la función ecocultural que el sabio hombre popular supo reservarles.  

Obviamente, más de una década después, ya debería llegar la hora de revisar/completar aquel documento de Criterios… pero ese es otro cantar.

busquistarBIC Alpujarra Media 2

Captura

 

 Hace años, tras concluir el Plan de Ordenación y de Protección del Barranco del Poqueira (Alpujarra, Andalucía, España), recuerdo que escribí una sentida reflexión en reconocimiento de los logros conseguidos en común, a lo largo de los últimos 20 años, por los ciudadanos de aquel hermoso lugar. Toda una lección de responsabilidad y de coherencia que habían dado los tres municipios de aquel valle con motivo de su planeamiento, con el que escribí una de las páginas más gratificantes de mi vida profesional.

Y entre otras cosas escribí que:

“En numerosos lugares, en demasiadas ocasiones, la huella del desarrollismo urbanístico de los últimos años ha terminado por enterrar muchos de los valores urbanos, ahogados por la huella indeleble de la especulación en el diseño y en la construcción de la ciudad.

 HUERTOS URBANOS BUBIÓN

Por ello me parece acertado y justo que se reconozcan los grandes esfuerzos que se están realizando desde la Alpujarra en defensa de su valiosísimo, a la vez que frágil, patrimonio ecocultural. Y es necesario destacar, entre todas, la labor pionera que desde el Barranco del Poqueira que ha permitido que:

-       la Consejería de Cultura haya  delegado en sus tres municipios las competencias para la gestión de sus respectivos Conjuntos Históricos,

-       Y que en el año 2009 se les concediese la Bandera de Andalucía por la planificación y gestión urbanística de su territorio.”

Pues bien, hoy quiero rescatar de aquel plan algunas ideas sobre sus innovadoras propuestas, precisamente aquellas referidas a la PROTECCIÓN DE SUS HUERTOS URBANOS:

 “El lento proceso de crecimiento, evolución y transformación de los núcleos tradicionales a partir de los pequeños asentamientos rurales primigenios ha supuesto la ocupación progresiva de los espacios cultivables existentes entre los cortijos y eras.

 Existen huertos que se mezclan en la trama urbana con las edificaciones residenciales, manteniéndose la actividad productiva en muchos casos. En otros casos se han reconvertido como espacios libres privados, con unas cualidades ambientales reseñables.

 Estos espacios suponen un esponjamiento de la trama y son elementos de gran interés etnológico, destacando los muros que definen los abancalamientos como elementos cualificadores del espacio público.”

Pues bien, en relación a sus huertos de estos tres municipios, el plan estableció diferentes medidas para “Evitar la progresiva densificación de las zonas centrales de los pueblos y la paralela desaparición de los espacios no edificados de carácter privado, tales como los huertos y jardines anejos a las edificaciones tradicionales, de gran importancia a la hora de configurar la escena urbana”.

03 huerto

 Por tanto el plan identificó y catalogó todos los huertos urbanos vinculados a las viviendas y estableció mediadas para su conservación como espacios agrícolas integrados paisajística y ambientalmente dentro de la trama urbana… Supuso toda una innovación y requirió de grandes dosis de pedagogía, pero felizmente eligieron el camino de la sostenibilidad y de la responsabilidad.

Por eso, entonces escribí, muy orgulloso de sus gentes, que el Barranco del Poqueira era todo un modelo a seguir.

 

Martes, 10 Octubre 2017 07:00

PAISAJE Y HÁBITAT EN LA ALPUJARRA

Hace unos días, con motivo de una de mis reflexiones en La Ciudad Comprometida, en la que hablaba de la orfandad que aqueja a los minúsculos municipios de La Alpujarra (Comarca andaluza ubicada entre las provincias de Granada y Almería), mi apreciado amigo, el arquitecto onubense Guillermo Duclós Bautista, uno de los especialistas con mayor sensibilidad que conozco, para mejor ilustrar mis palabras quiso compartirnos en las redes sociales su “álbum fotográfico” sobre esta tierra y yo, claro, le propuse compartirlo mejor con todos vosotros, para lo cual os las muestro aprovechando para rescatar unas palabras que escribí hace tiempo sobre “Paisaje y Hábitat en La Alpujarra”, en la seguridad de que ambos discursos se reforzarán mutuamente:

“El paisaje constituye, sin duda, uno de los elementos más significativos de la Alpujarra – Sierra Nevada. El paisaje de éste ámbito se caracteriza por la intensa humanización y el equilibrio que tradicionalmente ha existido entre el aprovechamiento del medio y la conservación de los recursos ambientales existentes. De esta simbiosis surge un ámbito peculiar, donde tanto valor e interés tienen los núcleos de población como el propio medio natural en el que se inscriben.

Se trata de un área montañosa en la que incluso se localizan las mayores cumbres de la península Ibérica, extendiéndose las comarcas alpujarreña y del alto río Nacimiento, respectivamente, por las vertientes meridionales y septentrionales de Sierra Nevada. Un amplio espacio situado entre las provincias de Almería y Granada, relativamente aislado del exterior por la escasez de comunicaciones, pero aún más recóndito internamente debido a la compartimentación a la que obliga la complejidad del relieve.

El hecho montañoso es, sin duda, la condición geográfica más determinante del área, lo que ha conllevado, entre otros múltiples efectos, el arraigo de una cultura tradicional, el refugio de unos modos de vida ancestrales y de unas formas de hábitat (asentamientos) y habitación (construcciones) singulares.

Se expresa en ésta una sola realidad paisajística que la hace perfectamente identificable respecto a otros espacios. Pero, a la vez, posee tal diversidad interna que se la puede considerar como un extenso mosaico de muy diferentes formas, tamaños y colores.

Este mosico se traduce en elementos tan diversos como las altas lomas cubiertas por verdes masas forestales, pastizales y cultivos hasta las vegas que se encajan en los fondos del valle, pasando por los aterrazamientos de ladera construidos por paratas de piedra y salvaguardados con árboles en los linderos y las mollares laderas cubiertas de almendros y vides.

Esta diversidad de paisaje y los matices que surgen por cada rincón suponen una vivencia de sensaciones visuales, auditivas y aromáticas únicas.


La Alpujarra

Pincha en la imagen para acceder al álbum completo.

 

Los núcleos tradicionales de la comarca, constituyen una de sus más importantes manifestaciones culturales y representan una perfecta muestra de equilibrio entre el asentamiento humano y la naturaleza. Además, juegan un papel integrador que conforma el territorio y el paisaje, manteniendo sus características y convirtiéndose en las señas de identidad comarcal.

La arquitectura tradicional presenta un indudable carácter unitario siendo quizás el más evidente de los distintivos de la comarca. A ello contribuye la belleza de las construcciones, pues en ellas se combinan magistralmente la asimetría de sus volúmenes con el equilibrio en sus medidas y proporciones.

La casa popular es parte integrante del paisaje en un buen ejemplo de armonía con la naturaleza. Los materiales presentes en el entorno son los elementos básicos para su construcción, adoptando una estructura a base de formas cúbicas. Las edificaciones, caracterizadas por sus techos o terraos cubiertos de launa, se encaraman sobre los barrancos y laderas creando conjuntos urbanos que se despliegan como mantos blancos que contrastan sobre la montaña.

De manera recíproca, el paisaje natural se convierte en protagonista en la escena urbana de los núcleos, manifestándose desde los miradores, paseos-mirador, por encima de las edificaciones o enmarcado por las mismas, cualificando de esta manera los recorridos urbanos y convirtiéndose en un valor añadido al indudable interés ambiental de los pueblos de la comarca.”

REFLEXIONES SOBRE LA ORFANDAD DE LA ALPUJARRA GRANADINA

La comarca de La Alpujarra Granadina alberga diversos espacios protegidos por sus valores históricos y culturales que en su conjunto constituyen el ámbito patrimonial más extenso de Europa, afectando a la mayor parte de sus municipios y superponiéndose a otras figuras de protección de diferente naturaleza de verdadero alcance nacional e internacional (Espacio Natural Protegido de Sierra Nevada –Parque Nacional incluido-, Reserva de la Biosfera de la UNESCO, y diferentes espacios catalogados por el PEPMF de la provincia de Granada) que globalmente sí que incluirían a la totalidad de sus municipios.

Sin embargo la regulación normativa de dichas figuras de protección es en general bastante heterogénea ya que mientras que las cuestiones más directamente relacionadas con los espacios naturales cuentan con prolija regulación, sin embargo las que se refieren a la materia urbanística y cultural no han sido desarrolladas por ninguna de las administraciones (autonómica, provincial o municipal), hasta el punto de que los trámites administrativos en La Alpujarra “protegida” son complejos, inciertos y tediosos, por lo que existe una demanda generalizada de simplificación y clarificación de los mismos. Paralelamente, no existe a nivel comarcal ni zonal un asesoramiento técnico específico para los municipios y ciudadanos en lo relativo a las afecciones de la protección cultural (a excepción del Barranco del Poqueira), por lo que los municipios actúan de manera individualizada ante la Consejería correspondiente a pesar de que se trata de bienes culturales de ámbito territorial casi comarcal. Y de la misma manera, aunque existe una notable sensibilización al respecto, la Mancomunidad de Municipios de La Alpujarra tiene muy poco margen de maniobra para actuar debido en parte a sus limitadas competencias y sobre todo a su escasa capacidad económica.

Así pues, en el “haber” deben incluirse las regulaciones detalladas existentes para:
- El Espacio Natural Protegido de Sierra Nevada, a través de sus PORN y PRUG impulsados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.
- El BIC del Barranco del Poqueira (Bubión, Capileira y Pampaneira), a través de plan supramunicipal regulador en el sentido urbanístico y patrimonial (y cuyos municipios tienen delegadas las plenas competencias para su gestión dese 2006).

Pero paralelamente en el “debe” lamento tener que referirme al BIC “Sitio Histórico de la Alpujarra Media y La Tahá”, que diez años después de su protección legal presenta un panorama claramente insatisfactorio en materia regulatoria:
- Existe un documento de 2007 de Criterios para la Protección del BIC, muy detallado y orientador para las actuaciones de la administración cultural de la JA y de los municipios. Sin embargo tras diez años de aplicación debiera ser actualizado en sus determinaciones para recoger la experiencia acumulada durante este periodo.
- Ninguno de los municipios incluidos en el BIC ha aprobado por el momento su plan urbanístico (aunque varios de ellos están inmersos en unos procesos tediosos y casi inacabables)
- Y salvo Pórtugos (municipio con menos de 1000 habitantes) ningún otro está abordando paralelamente su protección cultural detallada de acuerdo con lo que establece la Ley de Protección del Patrimonio Histórico de Andalucía.

03 capileira 14

Paisaje enmarcado bajo un tinao en Capileira./ Javier Callejas (Archivo GR)

Así pues, desde La Ciudad Comprometida queremos hacer una llamada sincera, responsable y alentadora a todas las administraciones para que impulsen con la mayor urgencia las medidas necesarias para la adecuada regulación urbanística y patrimonial de este amplio territorio que atesora valores paisajísticos, etnológicos, arquitectónicos, urbanísticos, rurales, ambientales… en definitiva culturales, que recogen la más pura esencia de la historia de Andalucía y que constituyen un patrimonio de valores incalculables reconocidos internacionalmente… pero que asimismo, este territorio está regido por decenas de municipios de ínfima población, que la mayor parte de las veces se encuentran indefensos, desbordados y huérfanos para abordar la ingente y compleja regulación a que les abocan las leyes…